sábado, 17 de diciembre de 2016

Entrevista a J. L. Badal

¡Buenos días! Como sabéis recientemente he reseñado los dos primeros títulos de la colección infantil Hopi. Me puse entonces en contacto con la editorial, a la que agradezco los ejemplares, y me permitieron hacerle al autor una entrevista, J. L. Badal. Aquí os la dejo: 

Siempre he tenido curiosidad por saber qué le mueve a una persona para decidir que le gustaría comenzar a escribir algo más allá de un relato. Algo que pueda compartir con el resto del mundo. Por ello mis 6 mayores inquietudes acerca de vosotros, autores, son:

1.-¿En qué momento te planteas que quieres escribir una novela? O mejor dicho, ¿es algo que llevabas pensando desde hace tiempo, algo así como un sueño?
¡No te lo planteas! Las ganas de explicar están ahí, y leyendo y leyendo no hacen más que crecer. Cuando puedes agarras un lápiz, un cuaderno (escribo en cuadernos), una libretita, y escribes. Un día te das cuenta de que una idea, un núcleo narrativo se vuelve repetitivo, de que quieres pasarte horas y horas dándole vueltas a una idea para la que NO TIENES PALABRAS... y que la única manera de descubrirla por entero es dándoselas. Y empiezas con un fragmento. ¡Tienes que encontrar la voz! Y sobre todo, el tiempo de la narración... Luego no quieres abandonar ese mundo. A partir de ahí, ya estás listo. No puedes librarte.

2.-¿Cuál es tu género preferido?¿Son todas tus novelas del mismo género que a ti tanto te gusta, o el que sueles leer a menudo? Como por ejemplo Stephen King que se centra principalmente en las novelas de Terror.
No tengo un género. Me gusta la LITERATURA, en cualquiera de sus formas. Especialmente la poesía es lo que me atrae. El ensayo, si es creativo (Calasso, Quignard, Sebald, Weinberger…), ralla la perfección de lo que pido como lector. Y la gran novela. La clásica, la moderna… Me gusta que me sorprendan formalmente, y me aburre un poco el género donde sólo puede ya sorprenderme el argumento, ¡que es lo que menos me importa!

3.-Al igual que dicen la mirada es el espejo del alma... ¿son tus novelas el reflejo de tu persona? ¿Hasta qué punto vuelcas tu personalidad en alguno de los personajes de la obra?
Aunque uno no quiera, es así. Como quedamos retratados en una foto, como quedamos esculpidos en nuestros actos, paseos, palabras, gestos... la escritura nos define, nos delata. ¿Cómo si no podríamos sentirnos tan cercanos a Tolstoi, a Flaubert, al autor que nos guste de entre los contemporáneos? Y por supuesto que retratamos nuestras pequeñas fobias y filias en nuestros personajes. No podríamos evitarlo. No queremos evitarlo. Pero, por encima de todo, tiene que dominar el arte, el oficio… no puede convertirse la novela en un diario, en un simple memorial de quejas… o sería escritura que no interesaría al lector. Si acaso a nuestra pareja, a nuestro amigo… y poco más.

4.-¿Hay alguna manía que tengas como escritor: alguna hora exacta para escribir, material de escritura, ...? 
No. Me gusta escribir muy temprano, pero también entrada la noche. Al anochecer es perfecto, y al amanecer... Solo necesito mucho tiempo por delante. En cuanto al material... siempre escribo a mano, con lápiz o pluma, en cuadernos, si puede ser de papel grueso, para poder dibujar, garabatear... ¿se considera eso una manía?

5.- ¿Cuál es tu novela favorita y de qué autor? ¿Te gusta releerte un libro si te ha gustado mucho?
Continuamente estoy releyendo a mis clásicos personales. La poesía siempre está sobre mi mesa, y hay narradores (Flaubert, Homero, Babel, Kafka, Woolf, Proust…) a los que vuelvo una y otra vez. No hay una sola novela favorita, pero sí un tipo de literatura a la que vuelvo una y otra vez cuando me siento descentrado. Autores diferentes entre ellos, que comparten una misma pasión por evolucionar en su lenguaje, por romper con los límites del habla…

6.- Comparte con nosotros algún consejo acerca de la lectura, o como espacio libre para decir unas palabras sobre lo que quieras.
La lectura es ese lugar donde el tiempo se ha detenido, se ha vuelto sagrado, infinito. Donde el mundo es una caja de resonancia, construida por cien mil años de humanidad, de dolor y alegría humanos, y en ella resuena en libertad la delgada cuerda de nuestra existencia. La lectura vibra en consonancia con el universo y en desacuerdo con determinadas presiones de la sociedad. Ese lugar donde podemos existir, por fin nosotros, desnudos de coacciones y condenados a volar en libertad de la mano de esos maestros, hermanos, gemelos, que son los autores. ¡Qué flor tan bonita ha florecido en el árbol del humanismo! Se llama lectura. Es decir, compasión, libertad, encuentro, tiempo detenido, tiempo reencontrado. Un abrazo a la vida desde la vida.






¿TE HA GUSTADO LA ENTRADA? 
¡PULSA EL CAFÉ 
E INVÍTAME A UNO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es fundamental. ¡Gracias de nuevo! Te esperamos ;)

Cada palabra un sentimiento © 2010 | By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger