viernes, 18 de marzo de 2016

Relato ganador: Abandonado - Roberto Ruíz

¡¡¡Hola, lectores!!! Como os prometí, voy a dedicar una entrada al relato ganador: Abandonado de Roberto Ruíz. Pero también al relato que ganó en nombre de los no-concursantes: Desconocido de Patricia Gómez. Desde aquí les doy las gracias a todos los que habéis participado y a los que no. Por leernos, por apoyar a los concursantes y leer también sus obras, y por seguir ahí un día más.


 Abandonado
Cuando lo adopté iba vagando solo por el parque, se le veía perdido y al acercarme hizo un gesto de temor, seguramente, o al menos eso me pareció, había sido maltratado.
Tardé poco en ganarme su confianza, un par de caricias fueron suficientes para lograr que me acompañara.
Lleva conmigo un par de años y hace tiempo que estoy harto de él...todo el rato restregándome la mano para que lo acaricie, sacarlo a pasear todos los días al menos un par de veces con frío o calor, tener que darme cuenta cuando está cansado y dejarle tranquilo...
Lo voy a abandonar, sé que no está bien, que soy un egoísta, pero pensé que iba a aceptar esta responsabilidad con mejor agrado pero no puedo más.
Esta mañana le he obligado a ir por unas calles que no conoce, jamás hemos paseado por ellas; perderlo ha sido muy fácil, en un momento de descuido he salido corriendo moviendo mi cola alegremente mientras escuchaba sus gritos llamándome.

- ¡¡Toby!! ¡¡Toby!! ¿¿Donde vas?? ¡¡¡¡No me abandones!!!!
 
 Y ésta es la foto que nos envía el ganador del premio:
 
 
 
 
 
 
 
También el relato de Patricia Gómez.
 
Desconocido
No vio su rostro, solo olió su aroma. Creyó ver un reflejo de una sombra que se escapaba. Había estado allí. No se lo podía creer, de nuevo alguien desconocido para ella la asediaba. Se sentía observada sin ver a nadie a su alrededor, se sentía protegida sin que nadie la abrazara. ¿Pero quién era? ¿Qué esperaba de ella? ¿Qué buscaba? Tantas incógnitas sin resolver.
Había leído últimamente muchos libros de malos que en realidad eran buenos, de monstruos hermosos, muchachas inocentes enamorándose de malvados. Siempre habíamos tenido tendencia a enamorarnos del chico malo. Pero lo de las películas era eso, solo ficción. Quizás, ella quería hacer de algo desconocido algo muy bonito. Quizás no era tan malo. Quizás la tranquilidad que ella sentía que ese desconocido le transmitía solo era de su imaginación. Quizás…..no sabía nada.
En un intento de valentía intentó quitar tanto misterio de su vida. Antes de acostarse, cogió su pintalabios de rojo carmesí y pintó sobre el cristal la única pregunta que le rondaba por la cabeza aquellos días. ¿Quién eres? Se acostó a intentar dormir. Como cada noche, sintió que alguien la observaba. Cuando se levantó leyó en el espejo. SOY TU PEOR PESADILLA.
 
 
¡¡¡FELIZ SEMANA SANTA!!!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es fundamental. ¡Gracias de nuevo! Te esperamos ;)

Cada palabra un sentimiento © 2010 | By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger